La industria de alimentación y bebidas también ha sufrido el impacto de la pandemia, aunque en menor medida que otros sectores. La facturación de las empresas cayó un 5,3% y el empleo lo hizo un 1,1%, aunque, como nota positiva, las exportaciones crecieron un 4,4%.

Estos son los principales datos del informe socieoconómico presentado hoy por Fiab, la Federación de Industrias y Bebidas. El aumento del consumo en casa, por el confinamiento, no ha compensado el desplome del turismo y el cierre de la hostelería. «Las empresas vinculadas a la hostelería y al turismo se han quedado muy estranguladas», ha señalado Mauricio García de Quevedo, director general de Fiab, en la presentación del informe de 2020.

La producción cae un 5,3% y se coloca por debajo de los 130.000 millones, por la caída de la demanda (el cierre de la hostelería y el desplome del turismo), pues el consumo en el hogar (con un crecimiento del 16%) no ha compensado. Se han perdido, por tanto, más de 7.000 millones de euros de facturación. Sin este 2020, el sector habría roto el techo de los 140.000 millones de euros de facturación. «Ha sido un año tremendamente difícil», en el que «el sector ha demostrado que es uno de los países con mayor capacidad de abastecimiento», ha explicado en la presentación del informe el secretario de Estado de Agricultura y Alimentación, Fernando Miranda, en referencia a las primeras semanas de confinamiento, sobre todo la previa, cuando se vivieron algunas escenas de histeria en los supermercados.

En cuanto al empleo, el número de afiliados descendió un 1,1%, hasta los 431.800 empleados, según datos a 31 de diciembre. Son 4.300 trabajadores menos y un total de 3.241 empresas cerraron por la pandemia, aunque la creación de otras hace que el balance anual sea de 200 empresas menos. En mayo del año pasado llegó a haber 46.222 trabajadores en ERTE. En diciembre había 8.000. En función de las perspectivas de recuperación de la hostelería y el turismo se evitará que esos ERTE se conviertan en ERE.

El sector cree que «se atisba un escenario de recuperación». «Hay mucha incertidumbre en lo que pase en esta segunda parte del año e influirá mucho la llegada de turistas y la apertura de la hostelería», ha señalado Mauricio García de Quevedo.

Por admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *